Capacidades para controlar nuestras emociones:

1.- El ser capaz de elegir el ser o no ser emotivo. Incluso el Dalai Lama dice que no se puede elegir de dónde nace el impulso de la emoción, esto es automático, pero lo que se puede desarrollar es la capacidad de darse cuenta de que nace el impulso antes de que se actúe, es decir, que hay un espacio entre el impulso y la acción. En casi todos nosotros este espacio es muy pequeño, pero se puede ir ampliando para adquirir esta capacidad, aunque sea en ocasiones para decir “no quiero responderte con enfado a tu enfado, o voy a hacer esto y no me va a superar la sensación de miedo”. Es difícil, porque se está actuando en contra de la naturaleza, pero es posible entrenarlo.

2.- Es cuando fluye una emoción pero podemos elegir cómo va a ser nuestro comportamiento. Imaginémonos en esta situación: Regreso del trabajo y mi pareja me dice enfadada que me he vuelto a olvidar de hacer la compra. Yo pienso: he hecho la compra y está ahí ¿Por qué se enfada? ¿Cómo voy a comportarme para expresar mi enfado, de forma que maximice la intención del enfado para mi pareja y para mí? ¿Se puede elegir esto? El impulso natural, desgraciadamente, cuando se está enfadado es herir a la persona con la que se está enfadado y eso hace que se destruya todo y las cosas vayan a peor. Lo que hay que intentar hacer es dirigir el enfado hacia la acción que ha herido no hacia la persona.

Estas dos capacidades son difíciles y hay que trabajarlas de manera continuada, pero mejoran la vida.

3.- Es aprender a ser más sensibles a las emociones de otros. Si tengo una emoción que es completamente visible en mi cara o en mi voz, no hace falta aprender a reconocerla, pero a menudo las emociones que expresan los demás se esconden o son tan sutiles que no se ven y puede ser difícil comprenderlas o darnos cuenta de ellas. Hay herramientas que enseñan a reconocer y a saber automáticamente cómo se siente la otra persona, incluso si ellos no saben cómo se sienten. Es lo que puede hacer que unas personas parezcan más empáticas que otras. Se puede aprender a reconocer las emociones en los demás.

4.- Es ser capaz de reconocer el engaño. Somos poco hábiles a la hora de detectar la mentira en el otro. Imaginémonos en una fiesta: Todos están sonriendo y hablando, en apariencia todos parecen estar pasándoselo bien. Sus caras expresan emociones de alegría. Sin embargo, podría haber algunos invitados que por conveniencia social exhiban una sonrisa y no experimenten esa emoción. Nos dejamos guiar por las expresiones emocionales considerando que por el hecho de ser automáticas no pueden ser generadas voluntariamente. Pero a todos nos ha pasado esto alguna vez, en algún momento hemos fingido una emoción que en realidad no sentíamos sólo por conveniencia social.

Anuncios

Acerca de Myriam Moral-Rato

Comencé mi andadura en el campo de las Neurociencias en el año 1991 y desde entonces no ha dejado de apasionarme este campo. Quisiera compartir con vosotros la pasión por conocernos a nosotros mismos, por indagar y experimentar qué hace nuestro cerebro para permitirnos desarrollar tantas actividades como nos propongamos. ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar qué hace nuestro cerebro para por ejemplo poder leer estas líneas: poder verlas, distinguirlas, leerlas y comprenderlas? ¿Y, qué debe hacer nuestro cerebro para poder recordarlas? El trabajo desempeñado como neuropsicóloga me ha permitido observar los cambios que se generan tanto en la persona que sufre un daño cerebral, como en sus allegados y en su entorno, a todos los niveles. ¿Cómo afectaría a nuestra vida si nuestro cerebro no nos permitiese funcionar adecuadamente: podríamos ir al cine, podríamos conducir, podríamos salir solos de casa, o trabajar y estudiar,…? Y si fuese así, ¿cómo saber qué es lo que falla, como poder solucionarlo o paliarlo, cómo poder mejorar nuestra calidad de vida? ¿Y, cómo pueden ayudarme o comprendernos los demás?
Esta entrada fue publicada en atención y concentración. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s