“Cuidándonos desde casa” XLI

” Preparándonos como padres para salir un ratito”

Mañana los niños podrán salir durante una hora a respirar aire puro y jugar. Los padres deben planificar las salidas teniendo en cuenta las circunstancias de cada familia y el lugar donde residen.

Sin embargo, lo más importante que los padres tienen que tener en cuenta son sus propias emociones, miedos o temores, y los comentarios que realizan delante de los niños. Los niños son un espejo de las reacciones de los padres a determinadas edades, por lo que la actitud que tomemos para afrontar esta situación es muy importante.

Dejar claros los límites de lo que va a hacer, expresar las medidas que se van a tomar con un lenguaje claro y conciso para su entendimiento, y evitar responder a preguntas de los niños con certezas que no poseemos  (por ejemplo, si podrá ver aunque sea a distancia a algún amigo o no).

Plantearles, a su vez,  la salida como algo natural, por la necesidad de respirar aire puro y de jugar con otras cosas. No confundir al niño expresando las salidas como un premio, ya que si hubiese que volver de nuevo a las medidas anteriores sería un perjuicio importante para su comprensión.

Incluso es bueno expresarles lo que acontecerá cuando se vuelva del paseo (limpieza de juguetes, cambio de ropa, ducha o baño) y podría ser oportuno, una vez realizado, sentarse a hablar de lo que se hizo y cómo lo vivió.

Mantener la calma y el control en todo momento, y valorar el acontecimiento “viviendo el momento”. Esta salida muy probablemente se os quedará grabada en la memoria, como padres. Feliz domingo a todos.

 

Acerca de Myriam Moral-Rato

Comencé mi andadura en el campo de las Neurociencias en el año 1991 y desde entonces no ha dejado de apasionarme este campo. Quisiera compartir con vosotros la pasión por conocernos a nosotros mismos, por indagar y experimentar qué hace nuestro cerebro para permitirnos desarrollar tantas actividades como nos propongamos. ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar qué hace nuestro cerebro para por ejemplo poder leer estas líneas: poder verlas, distinguirlas, leerlas y comprenderlas? ¿Y, qué debe hacer nuestro cerebro para poder recordarlas? El trabajo desempeñado como neuropsicóloga me ha permitido observar los cambios que se generan tanto en la persona que sufre un daño cerebral, como en sus allegados y en su entorno, a todos los niveles. ¿Cómo afectaría a nuestra vida si nuestro cerebro no nos permitiese funcionar adecuadamente: podríamos ir al cine, podríamos conducir, podríamos salir solos de casa, o trabajar y estudiar,…? Y si fuese así, ¿cómo saber qué es lo que falla, como poder solucionarlo o paliarlo, cómo poder mejorar nuestra calidad de vida? ¿Y, cómo pueden ayudarme o comprendernos los demás?
Esta entrada fue publicada en atención y concentración. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .