Estimulemos el hemisferio derecho

Un recién nacido instintivamente emplea ambos hemisferios cerebrales y es capaz de aprender gran cantidad de información y técnicas sin un manual de instrucciones. Sin embargo este proceso acelerado se interrumpe cuándo empieza su proceso educativo, pues este proceso fomenta prioritariamente el hemisferio izquierdo. Debemos mantener activo nuestro hemisferio derecho. En mi página de facebook iré proponiéndoos una serie de tareas para estimularlo. Tarea 1  Aumentar nuestra imaginación.

Os presento dos dibujos. Dejar volar vuestra imaginación y pensar en qué podrían ser. Pensar cosas distintas a las obvias cómo sería pensar que el primer dibujo es una media luna creciente. Tener presente cada dibujo y buscar en el día a día situaciones, momentos u objetos que se relacionen con los dibujos.  Empecemos

 Esta tarea pretende que fomentemos no sólo nuestra imaginación sino también a que seamos capaces de tener un pensamiento más flexible, a ayudarnos en la búsqueda de soluciones diferentes a los problemas o situaciones cotidianos, a ver más allá de lo impuesto o lo aprendido,…

Todos y cada uno de los que habéis estado haciendo esta tarea y los que quieran hacerla han estado JUGANDO. El juego es algo esencial en nuestras vidas. ¿Cuanto tiempo hace que no jugáis? El juego es lo que nos hace seguir siendo curiosos, interesarnos por lo que nos rodea sean objetos, personas, naturaleza,… o conocer y comprender su funcionamiento. Es esa curiosidad la que estimula nuestro hemisferio derecho  

Anuncios

Acerca de Myriam Moral-Rato

Comencé mi andadura en el campo de las Neurociencias en el año 1991 y desde entonces no ha dejado de apasionarme este campo. Quisiera compartir con vosotros la pasión por conocernos a nosotros mismos, por indagar y experimentar qué hace nuestro cerebro para permitirnos desarrollar tantas actividades como nos propongamos. ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar qué hace nuestro cerebro para por ejemplo poder leer estas líneas: poder verlas, distinguirlas, leerlas y comprenderlas? ¿Y, qué debe hacer nuestro cerebro para poder recordarlas? El trabajo desempeñado como neuropsicóloga me ha permitido observar los cambios que se generan tanto en la persona que sufre un daño cerebral, como en sus allegados y en su entorno, a todos los niveles. ¿Cómo afectaría a nuestra vida si nuestro cerebro no nos permitiese funcionar adecuadamente: podríamos ir al cine, podríamos conducir, podríamos salir solos de casa, o trabajar y estudiar,…? Y si fuese así, ¿cómo saber qué es lo que falla, como poder solucionarlo o paliarlo, cómo poder mejorar nuestra calidad de vida? ¿Y, cómo pueden ayudarme o comprendernos los demás?
Esta entrada fue publicada en entrenando. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s